Saltear al contenido principal
Como Contener La Ansiedad En Tiempos De Pandemia:

Como contener la ansiedad en tiempos de pandemia:

Mi padre recién acaba de cumplir sus 80 años. Varios familiares habían planeado venir para celebrar junto con nosotros esta importante fecha. Mi esposa, tenía planeado viajar para asistir a nuestra hija quien vive en los Estados Unidos y está por dar a luz a su primer hijo. Mi prima tampoco pudo estar con su hija quien tuvo que ser intervenida de emergencia en España. Los vuelos fueron cancelados de un día para otro. Las fronteras están cerradas. En Suiza, debemos permanecer en casa y están prohibidas todo tipo de reuniones públicas y privadas de no mas de 5 personas. En Alemania bajaron a un máximo de 2 personas. Hasta los eventos planeados con un año de anticipación han tenido que ser cancelados. Así, muchos casos que no pararíamos de contar.

Quizás la parte más difícil de esta pandemia es la incertidumbre que todos enfrentamos. ¿Cuánto tiempo durara esto? Incertidumbre acerca de cuán contagioso y mortal es el este coronavirus. Incertidumbre sobre si podremos hacer el viaje que habíamos planeado o recuperar el dinero. Incertidumbre sobre la economía. Incertidumbre sobre nuestros trabajos, negocios.

La incertidumbre misma se puede comparar con un combustible que alimenta los “incendios de ansiedad” que arden en muchos de nosotros. Esto se debe a que la incertidumbre desencadena los centros de miedo en nuestros cerebros.

Y cuando el miedo se mezcla con la incertidumbre, puede conducir a algo bastante malo para nuestra salud mental: la ansiedad. Y el miedo y la ansiedad son dos emociones que se transmiten fácilmente de una persona a otra.

Mas aun, nos contaminamos más de miedo y ansiedad por las redes sociales, y sin estar en contacto físico con las personas podemos contraer una «infección emocional». Si bien muchas personas en las redes sociales tienen buenas intenciones y tienen la intención de compartir información útil sobre Coronavirus con las masas, a medida que informan sobre la escasez de suministros y especulan sobre lo malo que podrían ser las cosas, pueden estar haciendo lo contrario sin darse cuenta. Desplazarse constantemente por las últimas noticias en su teléfono o computadora de escritorio es como caminar junto a personas que estornudan de miedo. Cuantas más leas, más probabilidades tendrás de asumir su preocupación y difundirla. El problema es que estas emociones nos impiden pensar con claridad y, cuando se exageran, ya no nos protegen de los peligros. Más bien, se convierten en el peligro.

Pero hay formas de combatir esto. Quizás una que pueda ser realmente efectiva y que necesitamos implementar hoy mismo para calmar nuestras ansiedades. Propongo estas tres formas:

  • Viva un día a la vez: Jesucristo lo dijo claramente a sus discípulos cuando les hablo sobre la ansiedad y las preocupaciones por el futuro: “No se preocupen por el mañana, porque mañana traerá sus propias preocupaciones. Los problemas de hoy son suficientes por hoy” (Mateo 6:34). Por ahora no tenemos suficiente información en este momento sobre cómo se desarrollará esta pandemia para hacer planes por los siguientes 3 o 6 meses que vienen. Si notas que tu cerebro está comenzando a girar hacia el pensamiento y la preocupación por el futuro, toma una pausa consciente y recuerda concentrarte en el día de hoy. Transita estos días de pandemia un día a la vez. Haga lo que tenga que hacer hoy y luego preocúpese por mañana, cuando llegue: mañana. Pregunte: ¿Qué necesito hacer esta hora? Enfréntate al día hora por hora, minuto a minuto, e incluso momento a momento si eso es lo que se necesita para mantenerse conectado al presente.

 

  • Conéctese con Su Creador: Vea esto como una gran oportunidad de meditar en su relación con Dios. Ore, medite en su vida y ríndale cuentas a Dios, quizás este es el mejor momento para dar un giro total a su vida. hágale las preguntas que guarda en su corazón y espere atento su respuesta. La Biblia dice que “El Señor está cerca a los quebrantados de corazón”.

 

  • Propóngase hacer algún acto de servicio: Es una excelente manera de sentirnos útiles y hacer que el día pase con más rapidez. Quizás un vecino(a) que viva solo y sea mayor de edad y que tiene temor de salir este necesitando alguien que le haga un mercado, usted podría hacerle ese gran favor. Ponga una nota en la puerta de su residencia ofreciéndose para esto. Aproveche también la oportunidad de comunicarse con familiares, amigos o conocidos con quien tiene tiempo sin hablar y ofrézcale palabras de ánimo no de temor. Profundizar en las relaciones con sus seres más cercanos es también una gran oportunidad en tiempos de pandemia

 

Contagiemos a otros con estas prácticas simples que puede ayudarnos a todos a mantener y a difundir la calma en lugar de difundir los gérmenes del coronavirus. En momentos de duda, use las prácticas anteriores para calmar su mente, permanecer activo y seguir adelante.

 

Espero que esto le ayude!

 

Daniel Sánchez Schibli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×Close search
Buscar